Google+

Como hacer una cuna de colecho

6 mar. 2013

Con el post de hoy, inaguro nueva temática en el blog: Maternidad. No es que yo sea una experta, al fin y cabo mi bebé no tiene ni un año, en realidad me considero una madre recién estrenada, pero seguro que algo de lo que escriba os podrá resultar útil.

Hoy os voy a contar como mi preciosa cuna de Micuna, se ha convertido en una cuna de colecho improsivada.

Antes de nacer mi peque, su padre y yo nos pasamos algún que otro rato preparando su habitación, lo típico: pintar, poner un friso de color blanco, poner unas cortinas infantiles, montar la cuna...Y al final, os puedo decir que quedó muy bonita, tanto tanto, que mi bebé ha decidido no estrenarla.

Yo que antes pensaba que los bebés dormían mas tranquilitos en su habitación, ahora no veo el momento de hacerle la mudanza, porque claro, no me habían explicado lo entretenida que es la lactancia materna de madrugada , especialmente cuando tienes un hijo tragón encantado de estar enganchado de la teta de su madre a todas horas.

Por tanto, tengo que reconocer que en nuestro caso, el colecho llegó a nuestras vidas silencionamente y sin avisar, ya que para nada es lo que yo tenía en mente. Noche tras noche, fui rindiéndome a las delicias del sueño a la vez que mi chupóptero se alimentaba, hasta que llegó la noche en la que el pequeño traidor consiguió no rozar las sábanas de la cuna.


Y en ese momento, el muy listo, decidió que para que dormir sólo si entre sus padres se está mejor, y cada vez que intentábamos ponerle en su cuna, gritaba como un cochino acorralado. A todo esto, llegó mi incorporación al trabajo, y claro, no estaba yo para negociaciones nocturnas.

Durante algunas semanas seguimos igual hasta que al padre de la criatura, harto de dormir sobre la mesilla, se le ocurrió tunear la cuna para poder dormir juntos pero no revueltos. Y ahora el pequeño tragón está contento y nosotros también, tanto que algunas madrugadas aún le dejamos colocarse un ratito entre nosotros, para recordar los viejos tiempos.

Y tras la explicación más larga de mi historia blogera, vamos al lio: 
 DIY Cuna de colecho sin obras
 
Se empieza desmontando el lateral, aunque no lo parezca, la cuna se sostiene, ya que el somier es la pieza clave para mantener todo unido. Ahí hubiera podido acabar la cosa si la altura de la cuna fuera la misma que la de la cama. Como yo quería que ambos colchones quedasen a la mismo nivel para poder dar el pecho, era necesario subir el somier.
Como hacer cuna de colecho
El padre me dice, bueno pues hacemos unos taladritos y yo digo noooooo!!!!!!! Porque ya sabeis, no hay hombre que haga el agujero donde tiene que ser a la primera. Y yo quiero una cuna, no un colador. Al rato le oigo trastear por el armario y aparece con esto:
Cuatro botes con restos de pintura, como veis, en esta casa no nos gustan las obras.... Que bien, todos del mismo tamaño. Y estaréis pensando, pues si no quiero hacer un agujerito, menos querré pintar la cuna, no? Mirad, mirad para que eran:
 Como hacer cuna de colecho 
 Colocamos un bote en cada esquina, lo cubrimos con un trozo de bayeta para no arañar la madera y colocamos el lateral que habíamos quitado encima de los botes a modo de soimer. 

Como hacer cuna de colecho   Como hacer cuna de colecho

Como hacer cuna de colecho

Como hacer cuna de colecho
 Como hacer cuna de colecho
 Como hacer cuna de colecho

Por último pusimos el colchón y encajamos la cuna entre la pared y la cama. ¿Qué os parece? Yo os puedo asegurar que es muy cómodo, a la hora de darle el pecho me arrimo al borde y no tengo ni que abrir un ojo, ¡Viva el colecho con espacio
Como hacer cuna de colecho

Como hacer cuna de colecho

Como hacer cuna de colecho

Si queréis ver como hice el organizador de cuna pincha aquí.
 
Para ver el tutorial de la chichonera pasate por aquí.




22 comentarios:

  1. Fantástico, práctico y sin necesidad de hacer ningún agujero extra a la cuna, por no mencionar que de esta manera no tienes que guardar el lateral que quitas en ningún sitio que te acaba ocupando espacio.

    Un tuneo 10, sí señora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, no había caido en que no sobran piezas je je.

      Eliminar
  2. Hola!!Hace tiempo que te sigo. Me gusta mucho lo que haces y ahora que tengo oprtunidad te he dejado en mi blog un regalito. Espero que te guste.

    ResponderEliminar
  3. Que buena idea, con todo el sueño que pase yo.Felicidades por el bebe. Mariu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariu! Lo cierto es que gracias a tener así la cuna, las noches resultan mucho más agradables

      Eliminar
  4. EStá muy bien. Ojalá pudiese hacer lo mismo, tengo un chupóptero que no me da tregua en toda la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. un chupóptero ja ja ja ja, si es que son tremendos!!!

      Eliminar
  5. Fantástico. Enhorabuena, muy apañada!

    ResponderEliminar
  6. Muy buena idea. Esta me la apunto. Con mi hija tanto el padre como yo dormíamos en el filo de la cama por no aplastarla y porque tan pequeña y ocupa mas espacio que una. Ahora que viene el segundo creo q vamos a tener que hacer el colecho pero de 4. Jaja. Y mejor asi. Un saludo. Merce

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Merce, ya me imagino a tu hija repachingada en el medio de la cama.....je je, como se aprovechan.
      Pues nada, colecho doble, uno por cada lado de la cama y todos tan contentos je je

      Eliminar
  7. Sé que llego un poco tarde pero es que nadie lo ha comentado... La idea está muy bien, pero no dejan de ser botes de pintura lo que has colocado debajo de la cuna de tu hijo. Por más que estén bien cerrados, son tóxicos y me imagino que es un lugar en el que tu hijo pasa mucho tiempo. La idea en sí está muy bien, aunque yo colocaría otro tipo de soporte. Tampoco me parece demasiado seguro porque los botes, dios no lo quiera, se pueden mover, al igual que el somier y acarrear un mal mayor :/

    Yo, personalmente, hubiese optado por taladrar y atornillar, es más seguro.

    ResponderEliminar
  8. Hombre Elly, cierto que la opción de taladrar es la mejor y mas segura. La idea fue hacerlo así para probar con el colecho antes de liarla con la cuna, y la verdad que después de un año, así sigue. a favor te puedo decir que los botes ni se han movido, y eso que todas las noches mi hijo que no es precisamente tranquilo, sale corriendo por encima de la cama y la cuna para que no le ponga el pijama.

    ResponderEliminar
  9. Aayy! Gracias por tu post, no he tardado nada en ponerme a hacerlo. Yo había tenido la misma idea, pero no sabía cómo elevar el colchón. Qué suerte que al haber estado de obras, con esto de la llegada del bebé, tenía botes de pintura en casa. Me ha quedado genial.Todavía no ha llegado la noche y me muero por probarla. Se me ocurre también que si necesitas el colchón más alto o no tienes botes de pintura, se pueden usar los botes de la leche en polvo (es que yo ya deje de darle el pecho hace un tiempo). Este post es antiguo pero yo acabo de descubrir tu blog y me encanta.

    ResponderEliminar
  10. Hola Pidrerías, ¡ que bien que lo hayas puesto en práctica! No se me había ocurrido la idea de los botes de leche en polvo (la verdad que por mi casa ha habido pocos je je) pero puede venir genial cuando la diferencia de alturas es mayor, porque los botes de pintura no son muy altos. Y además más segura, ya no hay riesgo de que pudiera caerse la pintura. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  11. Genial idea!!! sencilla y super económica. Lástima que no se nos ocurrió hace 13 años.... la nuestra sí se quedó entre nosotros hasta hace muy poco, ahora es tan alta como yo y ya no cogemos ni encogidos... pero se trae su saco inchable y listo!!! es mi niña y no soy capaz de echarla, supongo que ya no nos queda nada para que deje de acompañarnos y entonces la echaré muchísimo de menos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. hola! tengo la misma cuna y hoy, casualmente hemos hecho lo mismo!! tmb nos surgía el problema de que la cuna quedaba más baja, me apunto tu idea que me gusta más qur la nuestra (metí un nordico doblado debajo del colchón hasta comprar mañana unos tacos de madera).
    una duda, ataste los botes de pintura al somier? es que se ve en una foto como una cuerda blanca en el centro.
    gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que casualidad!!
      Yo no até los botes, simplemente van apoyados pero de vez en cuando había que volver a colocarlos. Lo que ves de color blanco no es una cuerda sino las varillas de los laterales qué sirven para subir y bajar el lateral de la cuna.

      Eliminar
  13. Me ha ido de perlas tu post! Tengo una micuna y no estaba segura de que pudiera hacer colecho con ella. En mi caso, la cuna permite poner el somier en tres alturas, espero que una de ellas me sirva. Otro experimento será quitar las ruedas porque una de ellas se perdió y creo que quitarlas será la solución más práctica. Espero que la cuna se mantenga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teniendo tres alturas seguro que alguna te queda bien :-))
      Pruebalo, ya verás que cómodo es tener el bebé al lado.

      Eliminar
  14. Hola me encanto tu idea, un preguntica que hago si mi cama es muy alta??, los botes de pintura son muy bajitos :(

    ResponderEliminar

Soy un poco desastre contestando a vuestros comentarios, pero no tengáis ninguna duda de que me encanta leerlos, ¡muchas gracias!